Ashwagandha: todo lo que necesitar saber de la hierba hindú

Últimamente se están haciendo muchos estudios sobre el Ashwagandha, una hierba de origen hindú utilizada en la medicina tradicional de la India que se cree tiene propiedades que ayudan a bajar los niveles de estrés y entre otras cosas más.

Esta hierba es un adaptógeno que ha estado demostrando increíbles resultados en diversos estudios recientes aplicados en ratas y personas.

A pesar de que aún ninguno de estos estudios ha demostrado ha sido probado en grupos de muestras grandes o de mayor escala, se han hecho buenos métodos clínicos como aplicación de placebo y doble ciego.

Hay muchos tipos de ashwagandha, sin embargo, la que ha demostrado mayor efectividad para el tratamiento del estrés y control de las hormonas ha sido la KSM66.

Según un estudio, la ingesta de este producto durante dos veces al día por 60 días, parece haber mejorado significativamente los niveles de estrés. Para ello, los sujetos ingirieron el producto por vía oral en forma de extracto (alrededor de unos 300mg) dos veces al día.

Según La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales y su calificación para medicinas de este tipo la ashwagandha se encuentra dentro de la clasificación de productos “posiblemente eficaces” contra el estrés, pero hacen falta más estudios científicos.

Otros estudios han aplicado la ingesta de la raíz u otro tipos de arbustos de ashwagandha para tratar diferentes problemas de salud como mejorar el estado de vigilia y de sueño en adultos mayores, regular los niveles hormonales o efectos secundarios metabólicos tras la ingesta de antisicóticos, disminuir la ansiedad o incluso mejorar la producción de oxígeno para mejorar el rendimiento atlético.

A pesar de parecer tan prometedora, aún no se sabe con certeza cuál podía ser un efecto secundario relacionado a su ingesta junto a otros medicamentos, enfermedades autoinmunes o durante el embarazo o la lactancia.

 

Así que por el momento, evite su uso indiscriminado y consulte con su médico de confianza antes de empezar cualquier tratamiento vía oral o tratamiento por la piel con extracto de ashwagandha.